Día Mundial del Agua

Día Mundial del Agua 2016

  • La carencia de agua afecta a la producción agroalimentaria mundial.
  • Cerca de 1.400 millones empleos están en sectores como la pesca, la agricultura y la minería.

Hoy martes 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, bajo el lema Water and Job (agua y trabajo), este año se destaca la función esencial del agua y la planeación de mejoras para la población mundial que sufre de problemas relacionados con el líquido.

“El agua y el empleo están intrínsecamente relacionados en lo económico, social y ambiental”, de acuerdo a un informe publicado este martes por la UNESCO (Organización Especializada de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), “un 78 por ciento de los empleos en el mundo dependen del agua en mayor o menor medida”

Entre estos, el 42 por ciento, que en volumen son 1.400 millones empleos, están en sectores muy dependientes del agua, como la pesca, la agricultura y la minería, mientras que el 36 por ciento, es decir 1.200 millones, pertenecen a áreas moderadamente dependientes, como la construcción, el ocio y el transporte.

La carencia de agua afecta a la producción agrícola, limitan la generación de energía y provocan migraciones de población, entre otros perjuicios.

La carencia de agua afecta a la producción agroalimentaria mundial

El acceso al agua potable también contribuye a la salud y a la productividad de los trabajadores, lo que repercute directamente en el crecimiento económico, que reclama la implicación de los sectores público y privado en la protección de este recurso.

En el mundo 663 millones de persones no disponen de fuentes de agua mejoradas, es decir, separadas de las destinadas a los animales, y libres de contaminación fecal.

El informe publicado en el Día Mundial del Agua y en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030, resalta que la mala calidad del agua, el saneamiento deficiente y la falta de higiene son las principales causas de enfermedades contagiosas que causan el 17 por ciento de las muertes laborales.

En ese sentido el responsable de políticas sectoriales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Carlos Carrión, resalta la importancia de “reconocer en las estadísticas de empleo a los trabajadores no remunerados”, como las amas de casa, que en ocasiones carecen de agua en sus hogares.

Además la creciente escasez de agua dulce hará necesario recurrir a fuentes de agua no convencionales, como las residuales recicladas o las procedentes de la lluvia. El déficit de personal cualificado en esas áreas y la necesidad de sustituir o reparar estructuras obsoletas y deterioradas abrirá numerosas posibilidades laborales, según la Unesco.

Las energías renovables, como la solar o hidráulica, crean más empleos que las convencionales, como el carbón y el petróleo, además de ser menos contaminantes y usar menor cantidad de agua en su generación.

Comparte este artículo de Agromarketing.com

Por otro lado, las inversiones en el sector del agua se recuperan rápidamente,  a modo de ejemplo, se cita un estudio del Banco Mundial de 2009 que mostraba que en Colombia, Honduras y Brasil, cada 1.000 millones de dólares invertidos en el abastecimiento y saneamiento de agua son capaces de generar 100.000 empleos.

La Unesco hace hincapié en la dependencia de América Latina y el Caribe de la energía hidráulica, de la que procede el 60 por ciento de la electricidad, en comparación con un 16 por ciento de media mundial.

Esta fuente de energía dispone, además, de un significativo potencial aún por desarrollar de acuerdo con la organización. Desde principios de este siglo, el crecimiento en Latinoamérica y el Caribe, que cuenta con la tercera parte de las reservas mundiales de agua, se ha basado en la producción de materias primas en que el agua tiene un importante papel.

Acerca de 

Deja un comentario