cocinar-alimentos

Alguna vez se han detenido a pensar qué es lo que comemos diariamente, alimentos naturales o comida procesada; si partimos de que alimento y comida no es lo mismo, podremos saber rápidamente si sólo saciamos el hambre o nos nutrimos con vitaminas, proteínas, hidratos de carbono, grasas y minerales, nutrientes que requiere el organismo para funcionar en plenitud.

Cocinar los alimentos puede beneficiar su ingesta, ya que el calor aumenta la digestibilidad de los alimentos y esto repercute en una mejor utilización de los nutrientes por el organismo

Los alimentos son aquellos que poseen todos sus nutrientes, no han pasado por ningún proceso químico y no han sido industrializados. Aunque en casi todos los procesos culinarios los alimentos son sometidos a cocción y sufren trasformaciones físicas y químicas que afectan su aspecto, textura, composición y su valor nutricional, es una de las mejores maneras de consumirlos.

Cocinar los alimentos puede beneficiar su ingesta, ya que el calor aumenta la digestibilidad de los alimentos y esto repercute en una mejor utilización de los nutrientes por el organismo, además se logra garantizar sanidad de los alimentos, pues cocinarlos se inhiben o destruyen microorganismos indeseables o que podían producir enfermedades.

Los alimentos naturales son de gran importancia para la salud porque contienen sustancias nutritivas vitales para reducir el riesgo de padecer enfermedades y retrasar el envejecimiento. Además, algunos de ellos favorecen a la curar de enfermedades, síntomas o dolencias; por lo que es importante intentar que al menos el 80% de los productos que ingerimos se parezcan lo más posible al producto que se encuentra en la naturaleza.

Por ejemplo, para curar dolores musculares y articulares es bueno el pescado; para las alergias son excelentes los frutos secos y semillas, para las infecciones del tracto urinario es bueno el perejil; para el resfriado son buenas las espinacas, calabaza y zanahoria.

Sin embargo, actualmente el estilo de vida ha ocasionado que se opte por consumir comida procesada. Además, existe una amplia gama de productos procesados que día a día salen al mercado con la promesa de hacer de la vida más práctica.

Los productos procesados están clasificados desde los elementos mínimamente procesados a preparaciones más complejas que combinan ingredientes tales como edulcorantes, especias, aceites, saborizantes, colorantes y conservantes, con muchas variaciones en el medio. Suelen contener cantidades elevadas de grasa, azúcares y sodio, que resaltan el sabor y los hace más atractivos para los consumidores, hasta el punto de resultar adictivos.

Los productos procesados van desde los congelados o ya cocidos, salsas, galletas, dulces, patatas fritas, cereales, embutido; hasta las pizzas congeladas y demás platos listos para introducir en el microondas.

Las comidas procesadas no son nada saludables, sufren cambios en su composición nutricional, ya que pasan de ser un alimento fresco y natural a un producto, lo cual se traduce en pérdidas de fibra dietética, contenido acuoso, minerales y vitaminas. Además, contienen una baja densidad nutritiva, dada la adicción de azúcares y grasas, así como pérdida de antioxidantes y otros micronutrientes.

Están diseñadas para consumirse en exceso porque causan una sensación placentera o gratificante tras su ingesta. Los productos procesados pueden llegar a ser tan adictivos como una droga por la combinación letal de ingredientes que encabezan el azúcar, la sal y las grasas saturadas.

Pero sobre todo, el gran inconveniente de los productos es que se relacionan con un mayor riesgo de padecer enfermedades, como cáncer, hipertensión, diabetes, obesidad y depresión, entre otras patologías.

Esto se debe a que cuando existe déficit nutricional, el cuerpo lo interpreta como una necesidad de comida, por lo que la ingesta de productos se incrementa y desencadena un mayor consumo de calorías para calmar el hambre, pero nunca saciar ese apetito.

Comparte este artículo de Agromarketing.com

Por el contrario, consumir alimentos de calidad ayudará a que el organismo se siente satisfecho con menos cantidad de alimento y tener una vida más sana.

Deja un comentario