Los estados de mayor contribución al PIB alimentario son Jalisco, Distrito Federal, Guanajuato, Nuevo León y el Estado de México

 

Los productos mexicanos con mayor potencial de desarrollo en los mercados del exterior en la actualidad son bebidas no alcohólicas y jugos de frutas, botanas, conservas alimenticias, salsas y chiles secos y en conserva, hortalizas congeladas, dulces y galletas, así como la cerveza, tequila, mezcal y vino.

La prospectiva de producción para la industria de alimentos procesados estimada para este 2016 es de 169 mil millones de dólares, de acuerdo con información de ProMéxico.

Es así que durante el periodo 2013-2020 se tiene previsto un crecimiento para la producción de la industria de alimentos procesados de 6.4 por ciento anual. Actualmente representa el 12% del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero, y 4% del PIB total.

El crecimiento se debe principalmente a su productividad y disponibilidad de materias primas, así como a la competitividad para atraer inversión extranjera.

En México, la atracción de inversión extranjera en el sector está en crecimiento por el aumento del consumo de productos empacados, las tendencias en salud y las capacidades de producción de una gran diversidad de alimentos.

Según reportes de la Secretaría de Economía, en el primer trimestre del 2015 la industria alimentaria se posicionó como el 8° subsector receptor de Inversión Extranjera Directa (IED), con 15,921.9 millones de dólares (mdd). En el mismo periodo, la participación porcentual de la IED en las ramas de la industria alimentaria, correspondió en 36% a la conservación de frutas, verduras y alimentos preparados; 16% a la elaboración de azúcares, chocolates y dulces; 15% a la elaboración de productos lácteos; y 33% al resto.

El segmento de bebidas se colocó como el tercer subsector receptor de IED, con un valor de 37,970.1 millones de dólares (mdd), lo que representó el 9.1% del total de la IED;  el 67.5% correspondió a la elaboración de cerveza; y el 25.9% a la elaboración de refrescos, hielo y otras bebidas no alcohólicas, señaló Daniel Nacach, Director General del Food Technology Summit & Expo México y Guadalajara

Las bebidas alcohólicas son las más dinámicas impulsadas por mejores técnicas de producción, dinamismo exportador en la cerveza y vino, una mayor demanda de bebidas espirituosas o artesanales en estratos sociales altos y entre la población.

Los productos mexicanos con mayor potencial de desarrollo en los mercados del exterior en la actualidad son las bebidas no alcohólicas y jugos de frutas, botanas, conservas alimenticias, salsas y chiles secos y en conservas, hortalizas congeladas, dulces, galletas así como la cerveza, tequila, mezcal y vino.

Acerca de 

Deja un comentario