Ingeniera de Santamarina y Steta

Enriqueta Molina, asociada del área de propiedad intelectual de Santamarina y Steta anunció fue admitida como miembros de la Federación Internacional de Semillas (ISF), organización no gubernamental con sede en Suiza que representa a cerca de 200 asociaciones, empresas y proveedores de servicios de 70 países, responsables del 96% del comercio mundial de semillas desde hace 90 años.

 

Uno de los temas estratégicos para la ISF es promover la mejora de las variedades vegetales a través de la protección de la propiedad intelectual

En entrevista con Adolfo Mendoza, director general de Agromarketing.mx, Molina indicó que la firma ingresa a esta organización al coincidir con los objetivos de la ISF de promover el fitomejoramiento en la generación de nuevas variedades vegetales, la innovación tanto en variedades como en semillas para obtener una agricultura sustentable buscando la seguridad alimentaria y, por supuesto, mayores beneficios para los agricultores.

Señaló que uno de los temas estratégicos para la ISF es promover la mejora de las variedades vegetales a través de la protección de la propiedad intelectual, esquema de certidumbre para incentivar la generación de nuevas tecnologías con variedades vegetales más eficientes, competitivas, más sustentables, que puedan generar mayores beneficios a los agricultores para la producción de alimentos y satisfactores en general, “ las plantas no sólo sirven de alimento, sino también de ornato, para la elaboración de fibras, para la obtención de energía y bioplástico, toda una serie de productos”, recalcó Molina.

Mencionó que México produce más de 300 mil toneladas de semillas de calidad internacional, que cumplen con la regulación nacional, de las cuales aproximadamente 100 mil corresponden a maíz, 70 mil de trigo, 40 mil de papa y el resto son de otros cultivos; aunque precisó que se estima que el país produce 300 variedades, muy por debajo a nivel mundial, que son de 60 mil variedades de calidad internacional.

En cuanto al tema de semillas de calidad precisó que deben estar acorde a estándares internacionales tanto a nivel de campo como de laboratorio y que deben garantizan los 4 componentes de calidad. La calidad genética, que es la identidad de la variedad, las características obtenidas y desarrollas por los investigadores. La calidad fisiológica, que puedan multiplicarse, producirse y germinar. La calidad física, que sea semilla y no otro tipo de materia u otros cultivos mezclados, y la calidad fitosanitaria, que no contenga enfermedades, ni plagas.

“De acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria estas semillas se utilizan sólo en un 30 por ciento en las unidades de producción en México, es muy baja la utilización de semillas de calidad ya que el propio agricultor hace su selección de mejores semillas, es una práctica muy habitual en el caso de frijol porque prefieren no gastar en obtener semillas”, comentó Enriqueta Molina.

Dijo que este es un indicativo por el cual México está muy por debajo en la obtención de semillas de calidad y la principal preocupación es que hay muchas mutaciones genéticas que acarrean plagas y enfermedades.

Por ello, agregó, uno de los elementos con los que se tratan de sensibilizar a los agricultores es crear variedades con mayores características que se puedan adaptar a las limitantes del suelo y condiciones climáticas.

Recalcó que el papel de Santamarina y Steta es contribuir con reglas comerciales que brinden claridad y certidumbre para el mercado mundial de semillas, el cual representa un mercado estimado en más de $50 billones de dólares y por lo tanto busca la cooperación para una protección eficaz de los derechos de obtentor, la integración de la cadena de valor en semillas y la armonización de regulaciones que faciliten la innovación y el comercio.

 Comparte este artículo de Agromarketing.com

Santamarina y Steta es la única firma legal mexicana afiliada a la Federación Internacional de Semillas para garantizar servicios especializados e innovadores que protejan los derechos de obtentor y promover estándares internacionales en la regulación del desarrollo tecnológico y comercial en el sector agropecuario del mundo.

Acerca de 

Deja un comentario