Aceitunas bajas en sodio

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cantidad de sal que México consume es el doble de la recomendada y reducir el consumo a 2 gramos al día salvaría la vida de aproximadamente 17 mil personas al año. En el mercado son cada vez más comunes los productos que hacen uso de la sal como aditivo y conservador.

A pesar de que no existe una regulación para reducir la sal en el país, algunas empresas reformulan sus productos para reducir las cantidades de este producto

A diferencia de otros países de América Latina, México no cuenta con una regulación que obligue a las empresas de productos alimenticios a reducir la sal en sus productos, sin embargo existen empresas comprometidas con sus consumidores que reformulan sus productos para reducir las cantidades de sal que utilizan.

Muestra de ello es la marca Búfalo, quien recientemente redujo de manera considerable los niveles de sodio en toda su línea de aceitunas sin perder intensidad en el sabor, ya que las aceitunas son procesadas para su consumo a través de la salmuera que las mantiene frescas por más tiempo, pero además de ser la responsable de la conservación ayuda a incrementar el sabor de los alimentos.

Por esto, Búfalo hace hincapié en que su línea de aceitunas con bajos niveles de sodio no perderá la intensidad en el sabor en ninguna de sus presentaciones, que son: manzanilla con hueso, sin hueso, rellenas de pimiento y aceitunas negras deshuesadas.

Al comprar, hay que elegir productos industrializados que tengan etiquetado nutricional y de preferencia aquellos con un menor aporte de sodio por porción. Para eso hay que revisar las etiquetas y empaques de los productos para considerar los siguientes valores, que se interpretan de la siguiente manera:

-Libre de sodio: contiene menos de 5 miligramos (mg) por porción.

-Muy bajo contenido de sodio: hasta 35 miligramos (mg) por porción.

-Bajo en sodio: contiene máximo 140 miligramos (mg) por porción.

 Comparte este artículo de Agromarketing.com

Hay que tomar en cuenta que reducir el consumo de sodio es una forma de evitar enfermedades causadas por la hipertensión arterial, pues con ella aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal o muerte prematura.

Deja un comentario