Loa alimentos deshidratados ayudan a conservar sus nutrientes

La deshidratación es una de las formas más antiguas de procesar alimentos, consiste en eliminar una buena parte de su humedad para su conservación, a su vez impide el crecimiento de bacterias, que no pueden vivir en un medio seco.

En el Instituto Tecnológico de Tuxtepec, aplicaron el proceso de deshidratación osmótica que permite la conservación de sus nutrientes y la integración de compuestos benéficos para la salud

Si el proceso de deshidratación se realiza de manera adecuada, los alimentos deshidratados mantienen gran proporción de su valor nutritivo original.

Con la intención de optimizar las características nutritivas y extender la vida útil de los productos sin deteriorar su calidad, investigadores y alumnos del Instituto Tecnológico de Tuxtepec, aplicaron el proceso de deshidratación osmótica de frutas y vegetales, la cual permite la conservación de sus nutrientes y la integración de compuestos benéficos para la salud.

La deshidratación osmótica se considera un secado no convencional, proceso en el cual los vegetales o frutos se sumergen en soluciones hipertónicas de concentraciones de azúcares y/o sales, lo que perite el aumento del contenido calórico a través de la sacarosa, reduce la pérdida de nutrientes y favorece la incorporación de componentes bioactivos.

Gran parte de las frutas y hortalizas permiten el empleo de la deshidratación osmótica para su conservación, ya que poseen una estructura celular que puede actuar como membrana semipermeable, principalmente aquellas que poseen un porcentaje de entre 5% y 18% de sólidos disueltos en su interior como ácidos, minerales, vitaminas, azúcares, etc.

Comparte este artículo de Agromarketing.com

Algunos de los frutos y tubérculos con los que se ha trabajado son, betabel, mango, plátano Roatán, plátano macho y jengibre, por la inquietud de los sembradores, quienes pretenden conocer más sobre sus frutos y mejorar la oferta de productos derivados.

Deja un comentario