• La técnica disminuye la entrada de microorganismos al vegetal y la conserva hasta cinco meses

  • El nopal garantiza la seguridad alimentaria debido a su extraordinaria adaptación a climas extremos y a que se produce en donde otros cultivos no podrían sobrevivir. 

Para mejorar la conservación del nopal, vegetal que se ha convertido en uno de los principales alimentos del país, una investigadora de la Unidad Altamira, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), diseñó y desarrolló un sistema óptico automatizado que logra la ablación de las espinas de esta cactácea mediante pulsaciones con láser.

La técnica genera una capa densa que impide la entrada y salida tanto de agua como de microorganismos, lo que permite una radical disminución de mesófilos aerobios, mohos, levaduras y coliformes.

A través de este sistema se procesan imágenes de la desespinadora láser que permiten monitorear e identificar las areolas (círculos o coronas donde están las espinas) y determinar sus coordenadas para el proceso de remoción de espinas, mencionó  Teresa Flores Reyes, la creadora de este desarrollo, que pertenece al Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA) del IPN.

La investigadora señaló que al quitarle las espinas a este vegetal, con cuchillo, su tiempo de vida comestible se reduce a sólo seis días, mientras que con la técnica de la ablación con láser, puede alcanzar hasta los cinco meses de vida útil en los supermercados.

Acerca de 

Deja un comentario