• El 63 por ciento de los alimentos que se consumen en Estados Unidos, llegan del campo mexicano.

El sector agroalimentario ha mostrado un crecimiento constante en los últimos años, y actualmente ya representa el 8.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, es una actividad en constante aumento y económicamente relevante para México.

En 2015, el comercio internacional agroalimentario de México cerró con un superávit de casi mil millones de dólares, y exportaciones de 26 mil 600 millones de dólares. El 63 por ciento de los alimentos que se consumen en Estados Unidos, provienen del campo mexicano.

Por su posición geográfica, México cuenta con variedad de agro climas que le permiten la producción de variados cultivos de alto valor comercial: es el principal productor de aguacate, segundo en chile verde, tercero en sorgo grano y alfalfa verde, sexto en caña de azúcar, séptimo en maíz grano y décimo en jitomate.

Para hacer más competitivo y consolidar al sector es necesaria la capacitación integral a la cadena productiva, desde la producción hasta el punto de venta

En exportación, el país es primer lugar en aguacate; segundo en jitomate y limón; tercero en chiles, pimientos y pepino, y cuarto en trigo duro, fresa y cebolla; entre otros muchos productos que se exportan.

Lo anterior lo detalló Flavio Díaz Mirón, coordinador de asesores de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), en su ponencia dictada en la Semana Agroalimentaria, que se realiza en la ciudad de México.

 En comercio internacional México  ha crecido 50 por ciento más en comparación con lo reportado antes de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte

Por su parte el consultor Luis de la Calle, indicó que el sector agroalimentario tiene un gran potencial de desarrollo y que la clave para la competitividad en el rubro agroalimentario radica en una alta sanidad de los productos, fortalecimiento de la cadena agroalimentaria, desarrollo de redes de frío, capitalización, infraestructura rural y transformación de las cadenas productivas.

Mientras tanto el director general de Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), Rafael Gamboa, precisó que en materia de comercio internacional en los últimos 20 años el promedio de crecimiento de las ventas agroalimentarias de México ha crecido en 6.9 por ciento (media anual).

“México, cuenta con una participación en el comercio internacional de este tipo de bienes de 1.8 por ciento, alrededor de 50 por ciento más en comparación con lo reportado antes de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte” (TLCAN).

Comparte este artículo de Agromarketing.com

El siguiente paso, expuso, “es diversificar el tipo de productos que son exportados, de acuerdo a las necesidades de mercado, así como los destinos a los que llegan los bienes agroalimentarios”.

Los conferencistas coincidieron en la oportunidad de negocio en el sector agroalimentario, particularmente en el ámbito de la logística y cadenas de frío, las cuales son requeridas para hacer más eficiente la comercialización de los productos del campo.

Por lo que para hacer más competitivo y consolidar al sector es necesaria la capacitación integral a la cadena productiva, desde la producción hasta el punto de venta.

Acerca de 

Deja un comentario