carne-proteina

Con la premisa de que la proteína animal es esencial en la dieta de cualquier persona, se llevaron a cabo las Jornadas de la proteína, organizadas por el Consejo Mexicano de la Proteína Animal (COMPA), donde participaron expertas en la materia, quienes desmitificaron que es dañina para la salud humana.

Lo recomendable es consumir de tres a cuatro de porciones de carne del tamaño de una pelota de golf al día; un adulto puede comer de 120g a 150g al día.

Estudios sobre el tema demuestran que son fuente de hierro, zinc y vitaminas, entre otros elementos esenciales para el buen funcionamiento del organismo en cualquiera de sus formas, en lácteos, derivados de carne de pollo, res y cerdo, además de pescado.

Lo recomendable es consumir de tres a cuatro de porciones de carne del tamaño de una pelota de golf al día; un adulto puede comer de 120g a 150g al día. También es importante la combinación de los alimentos al consumir proteína animal; pues se aconseja incluir siempre verduras de color verde; frutas en salsas o purés y cereales sin grasa, siempre moderando el tamaño de la ración.

Se tiene que tomar muy en cuenta la calidad de la carne, por lo que es muy importante los sistemas de producción y la existencia de rastros TIF en el país, pues propician adecuados elementos que generan bienestar en el animal.

Una sana alimentación incluye a la proteína animal, por lo que debe ser una actividad de “moda”, sino una acción en la que siempre se busque una nutrición de forma balanceada e informada.

Por lo que hay que desmitificar aspectos que produce la proteína animal a la salud, como que produce cáncer; que tiene mucha grasa; no nutre y engorda. Por eso, es aconsejable acudir con un especialista en nutrición para tener más elementos y confianza sobre sus aportes nutricionales.

Por ejemplo, la carne es ricas en vitaminas B1 y B3, actúan en las funciones del corazón y sistema nervioso. El fósforo que contienen se requiere para formar huesos fuertes; el potasio es un elemento para controlar la presión arterial.

Es importante reconocer la implicación natural que el consumo de proteína animal ha tenido en el desarrollo evolutivo del ser humano y su vigencia al contribuir al mejor desempeño intelectual por su consumo, de modo que, al buscar la salud humana, también se debe preservar la salud animal y garantizar la salud del planeta, es decir, una sola salud.

Comparte este artículo de Agromarketing.com

Hablar de proteína animal es hablar de un nutriente esencial para un buen desarrollo en niños y adultos, ayuda a mantener la mente más sana, por eso, es preferible consumirla de la mejor calidad posible.

Deja un comentario