mujer-trabajadora

Es un hecho que en muchos países en vías de desarrollo, las mujeres producen la mayor parte de los alimentos para el autoconsumo. En México, las mujeres rurales participan ampliamente en actividades agropecuarias de subsistencia, su contribución ha permitido erradicar la pobreza y el hambre de una manera más rápida y efectiva; por eso, consolidar su colaboración es estratégico para impulsar el desarrollo y la economía del país.

Su contribución al desarrollo económico y social del país es cada vez más relevante, genera prosperidad y emprendimiento, una mujer que se integra al mercado laboral, impacta a las demás mujeres a su alrededor de una manera positiva

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señala que si se eliminaran o redujeran las inequidades de género en los sistemas alimentarios se podría incrementar la producción agropecuaria en un 20-30%, se reduciría el porcentaje de población que sufre hambruna en un 12-17% y se elevaría la producción agrícola nacional en un rango de 2.5 a 4%.

Esto se debe a que las mujeres del campo mexicano han participado en el desarrollo del país con su trabajo cotidiano en el ámbito doméstico, agropecuario y artesanal, los beneficios alcanzados por ellas repercuten directamente en sus familias al ser las responsables inmediatas de la nutrición, salud y bienestar de todos sus integrantes.

Su contribución al desarrollo económico y social del país es cada vez más relevante, genera prosperidad y emprendimiento, una mujer que se integra al mercado laboral, impacta a las demás mujeres a su alrededor de una manera positiva; este impacto ha desarrollado estadísticas que permiten reconocer y valorar cabalmente el trabajo remunerado y no remunerado de la mujer; así como sus aportaciones al bienestar de la familia y la seguridad alimentaria de la población.

Hoy en día las mujeres adquieran mayor importancia al interior de los núcleos agrarios. En 1970 existían 31, 459 ejidatarias, lo que representaba 1.3% de los sujetos con derecho a la tierra, actualmente son el 21.2% de las mujeres las responsables de las unidades de producción.

Siendo las entidades de Oaxaca, Guerrero; Puebla; Michoacán; Durango; Sonora; Morelos; Tabasco; Ciudad de México y Baja California las que cuentan con una mayor participación de la mujer en parcela individual en la tenencia de la tierra; según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

Comparte este artículo de Agromarketing.com

Ante esto, los programas y componentes de la SAGARPA para el ejercicio 2017, darán prioridad a mujeres, jóvenes y pequeños productores del sector rural, donde promoverá el crecimiento sostenido de la productividad mediante la generación de igualdad de oportunidades, pues es un hecho que el bienestar de la mujer del campo, repercute en el bienestar de toda una comunidad.

 

Deja un comentario