control-plaga

El gobierno de México colabora con ministros y secretarios de Centroamérica y la República Dominicana para implementar el programa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria en la región, con el objetivo de aplicar medidas de prevención y control de plagas y enfermedades asociadas al cambio climático.

 La iniciativa se acordó durante la reunión del Comité Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (CIRSA), en la que participaron representantes de los ministerios de Agricultura y Ganadería de los nueve países de la región que integran el OIRSA.

El programa implica la creación de un sistema integrado por los directores de salud animal, sanidad vegetal, servicios cuarentenarios e inocuidad agroalimentaria de los países de la región, quienes realizarán el análisis de riesgo de los eventos climáticos.

El encargado de coordinar el programa es el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y también desarrollará una plataforma electrónica para la creación de mapas y georreferenciación del riesgo.

La iniciativa se acordó durante la reunión del Comité Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (CIRSA), en la que participaron representantes de los ministerios de Agricultura y Ganadería de los nueve países de la región que integran el OIRSA: México, Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y la República Dominicana.

Por México participó el director de Planeación e Inteligencia Sanitaria del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Jesús Oscar Vidales Torres, en su calidad de delegado.

El funcionario mexicano indicó que la importancia de este programa, radica en que en los próximos 10 años se duplicará la probabilidad de que ocurran eventos climáticos extremos en la región, de acuerdo con el pronóstico de la Comisión de las Naciones Unidas para el Cambio Climático.

El funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), explicó que el programa incluye también a delegados de los Servicios Meteorológicos Nacionales, a las áreas relacionadas con eventos climáticos de los ministerios participantes, así como representantes de productores, organismos de investigación y de la academia de todos los países.

El propósito es llevar a cabo procesos de análisis de riesgo a nivel nacional y agilizar la comunicación de las medidas a desarrollar en los diferentes sistemas agrícolas, pecuarios, acuícolas y forestales en la región del OIRSA.

Asimismo, se informó que el riesgo productivo vinculado al clima, y la presencia de plagas y enfermedades, es el principal factor asociado a la producción agropecuaria.

Asimismo, se destacó que las inundaciones sufridas por la región como consecuencia del fenómeno de “La niña” durante 2011 y 2012, así como la sequía registrada entre 2015 y 2016; han ocasionado severas pérdidas en infraestructura, comercio y producción.

Comparte este artículo de Agromarketing.com

Estas afectaciones, en la mayoría de los casos, equiparan el crecimiento neto en el Producto Interno Bruto (PIB) de los países, lo que contrarresta el efecto que muchas de las políticas de desarrollo establecidas por los gobiernos.

Acerca de 

Periodista y comunicóloga egresada de la UNAM

Deja un comentario