2091210-004

México, 17 Jun (Notimex).- El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Campo Experimental Bajío, desarrolló una tecnología que permite identificar la presencia de tres de los principales virus que afectan el cultivo de frijol en México.

La innovación tecnológica evitará pérdidas por hasta 80 por ciento en la producción de esta leguminosa y ayudará a tomar medidas preventivas ante el posible brote de enfermedades emergentes ocasionadas por el cambio climático, explicó el investigador José Luis Anaya López.

El proyecto permite detectar infecciones de cualquiera de las especies dos días después de haber recibido la muestra

El nuevo método consiste en detectar simultáneamente en una sola reacción dos especies virales del Ácido Ribonucleico (ARN): el virus del mosaico común del frijol (BCMV) y el virus del mosaico común necrótico del frijol (BCMNV), detalló el especialista en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Así como el virus del mosaico dorado amarillo del frijol (BGYMV) que afecta al Ácido Desoxirribonucleico (ADN), agregó.

El proyecto, en el que también colaboraron el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), permite detectar infecciones de cualquiera de las especies dos días después de haber recibido la muestra en un laboratorio con equipo básico de biología molecular, aseguró el especialista.

¿Quieres recibir más información de Luis Soto y Agromarketing?

Explicó que el primer paso es reunir hojas de plantas en las que se sospecha la presencia de estos virus; usando un método de colecta con gel de sílice que permite el manejo y transporte del tejido del campo al laboratorio.

Anaya López dijo que una vez obtenida la muestra se muele el tejido y se extraen al mismo tiempo los ácidos nucleicos (ADN y ARN) totales; luego se efectúa la retrotranscripción, la amplificación por reacción en cadena de polimerasa con los iniciadores específicos y la interpretación de resultados por electroforesis, la cual es una técnica para separar biomoléculas.

Agregó que la principal motivación para desarrollar esta tecnología fue identificar a los virus que afectan a la leguminosa cultivada y silvestre en la zona de domesticación del frijol mesoamericano en México, por lo que en 2014 realizaron un escrutinio en Nayarit para tratar de identificar nueve de los principales virus que afectan al frijol en América Latina.

El estudio determinó que además de BCMV y BCMNV había infecciones mixtas con BGYMV, lo que los llevó a generar una herramienta que les permitiera detectar a los tres virus de manera específica, a partir de una sola extracción de ácidos nucleicos y en una sola reacción, lo que ahorraría tiempo, dinero y esfuerzo, subrayó el investigador.

Comparte este artículo de Luis Soto

En México se producen cada año alrededor de un millón 150 mil toneladas de frijol y aunque se cultiva en casi todo el país, más del 50 por ciento se produce en los estados de Durango, Chihuahua, Zacatecas y San Luis Potosí, en condiciones de temporal, indicó.

La producción de frijol puede disminuir entre 30 y 80 por ciento por efecto del el virus del mosaico común del frijol o BCMV, lo cual depende de la susceptibilidad de la variedad de la leguminosa y la cepa del virus que la infecte.

Y el principal problema de BCMV y del virus del mosaico común necrótico del frijol BCMNV, es que pueden transmitirse a la semilla de plantas susceptibles que fueron infectadas por áfidos transmisores del virus.

Acerca de 

Consumidor empedernido de información, lector asiduo y creador de contenidos.
Me gusta la tecnologí­a y todo lo que hay alrededor de ésta; convencido de que toda época moderna es mejor.
Director editorial de Básico.mx

Deja un comentario