Se espera aumentar la producción de maíz y cacao

Con el fin de triplicar los rendimientos de cacao y duplicar la producción de maíz, en los estados de Chiapas y Campeche, respectivamente, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) impulsa alianzas entre productores y agroempresas, así como mecanismos de capacitación.

Este programa busca incrementar en 200 por ciento el rendimiento de la producción de cacao en 200 hectáreas de la zona de Motozintla, Chiapas

Así lo informó el coordinador general de Asuntos Internacionales de la dependencia, Raúl Urteaga Trani, durante la Reunión Regional del Foro Económico Mundial para Latinoamérica 2016, quien subrayó que la dependencia federal, a través de la iniciativa Nueva Visión para el Desarrollo Agroalimentario de México (VIDA), implementa el Programa Piloto de Cacao, en seguimiento al compromiso adquirido por México durante la Reunión Anual del Foro Económico Mundial de Davos, en enero de 2014.

Este programa, abundó, busca incrementar en 200 por ciento el rendimiento de la producción de cacao en 200 hectáreas de la zona de Motozintla, Chiapas, proyecto  que se encuentra en su segundo año de operación, por lo que las labores de replantado de los huertos participantes sigue en proceso.

En el caso de la producción del maíz, apuntó, la SAGARPA está trabajando con 750 productores del grano en el estado de Campeche, sobre una superficie de 10 mil hectáreas.

A través de VIDA, explicó, se ha mejorado significativamente el paquete productivo, lo que permitirá elevar el rendimiento por hectárea de 2.8 toneladas a 5.5 toneladas.

Esto representa un incremento en la producción de maíz de 27 mil toneladas, que se traducirá en un aumento del ingreso para los productores de entre 326 y 380 dólares adicionales por hectárea, aseveró.

En el proyecto de maíz, la SAGARPA ha contribuido con una inversión de 1.5 millones de dólares. “En el futuro se tiene considerado escalar el proyecto para alcanzar 50 mil hectáreas en Campeche, así como trasladarlo a nuevos sitios, como Tomatlán, Jalisco, donde se espera llegar a cinco mil hectáreas en los próximos cinco años”, acotó.

El coordinador general de Asuntos Internacionales subrayó que para el Gobierno de la República es de suma importancia integrar a los pequeños y medianos productores a la cadena de valor y a los mercados nacionales e internacionales.

Por ello, indicó que se están impulsando los modelos de asociatividad entre productores, a efecto de generar las economías de escala necesarias para su éxito comercial.

Adelantó que en los próximos meses se espera el inicio de nuevos proyectos enfocados a la producción de palma de aceite y girasol previendo que la experiencia adquirida con la iniciativa VIDA incorpore a nuevos productos y regiones en el corto y mediano plazos.

El funcionario federal destacó que la experiencia de México en la colaboración de proyectos público-privados puede servir de ejemplo para que otros países de la región latinoamericana también se adhieran a la Iniciativa de Nueva Visión para la Agricultura del Foro Económico Mundial.

Expresó que en el caso de VIDA, la idea es que, a través de la asociación público-privada, las grandes empresas nacionales e internacionales incorporen a los pequeños productores dentro de sus esquemas de proveeduría y, de esta manera, asegurar la comercialización de las cosechas en mejores términos de calidad y precio, estableciendo relaciones comerciales de largo plazo.

 Comparte este artículo de Agromarketing.com

“El valor agregado del proyecto de VIDA es que permite la concurrencia de empresas y gobiernos para alcanzar metas comunes, que no podrían obtenerse de manera aislada, lo que representa una nueva estrategia de trabajo para que juntos –iniciativa privada y gobierno– combinen sus experiencias para lograr beneficios a favor de los productores del campo mexicano”, puntualizó.

Deja un comentario