Reactivan cultivo de soya en el noroeste del país

Se tiene proyectado la siembra de 45 mil hectáreas de soya en el Valle del Yaqui, Sonora, después de que se dejó de sembrar la oleaginosa durante más de 20 años, esto se realizará a través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

SEMAGRO y la Comercializadora Proteínas y Oleicos participarán con el propósito de analizar algunos aspectos en las fechas de siembra 

Con la participación de productores, técnicos, comercializadores e investigadores del Campo Experimental Norman E. Borlaug (CENEB), el INIFAP presentó una tecnología para el cultivo de soya en la referida zona con variedades de semilla que son resistentes a la plaga de mosquita blanca.

El investigador del Área de Oleaginosas del INIFAP, Lope Montoya Coronado,  precisó que la siembra de la oleaginosa se tiene prevista para este verano y destacó la importancia de que los productores conozcan las diferentes variedades como Suaqui, Nainari, Cajeme y Guayparín, ésta última de reciente liberación.

Este proyecto estratégico, aseguró, viene a incrementar el movimiento económico no sólo del Valle del Yaqui, sino de toda la franja noroeste del país, pues esta tecnología generada por el INIFAP se extenderá a otras regiones, específicamente en el norte de Sinaloa.

Apuntó que la soya se dejó de sembrar en el estado de Sonora en 1994 e inició  su reactivación en el 2010 con 300 hectáreas, y a la fecha se impulsa su desarrollo y crecimiento con la asistencia de tecnología e innovación, como parte de la nueva visión de aumentar la producción de oleaginosas en el país para reducir importaciones.

Entre las acciones integrales destacan la participación de la empresa de semillas SEMAGRO y la Comercializadora Proteínas y Oleicos, con el propósito de analizar algunos aspectos en las fechas de siembra y las nuevas variedades tolerantes a la mosca blanca.

 Comparte este artículo de Agromarketing.com

Además se realizaron estudios para el manejo de productos biorracionales a base de jabones y extractos naturales, bioinsecticidas, reguladores de crecimiento de las plagas, nuevos agroquímicos, nutrición de suelos, entre otros.

Deja un comentario