Las mandarinas SÍ se dan en maceta

Recita el refrán popular que el dinero no se da en maceta, pero la mandarina sí y puede ser muy benéfico para la economía familiar, ya que tiene numerosos usos culinarios, medicinales y estéticos, además se puede ingerir como fruta fresca diariamente y generar un hábito saludable por la gran cantidad de propiedades que posee.

La mandarina es una buena alternativa para reponer el líquido y los minerales después de realizar una actividad física

Para aquellas personas que cuentan con un jardín o patio tienen mayor posibilidad de hacer una huerta de forma fácil, pero para los que no tiene ese privilegio se puede llenar de vida y color el interior de la casa cultivando mandarina en maceta de manera sencilla y así tener a la mano este delicioso fruto.

Se da principalmente en el otoño y poseen propiedades y beneficios ideales para esta época. Contiene poca cantidad de azúcares, y su componente especialmente mayoritario es el agua. Es una buena alternativa para reponer el líquido y los minerales después de realizar una actividad física, gracias a la cantidad de vitamina C, potasio, carotenoides y otros nutrientes que tiene.

Es una fuente natural realmente buena de fibra, esencial para poder combatir el estreñimiento. Está indicada en personas obesas y en dietas de adelgazamiento, gracias a su efecto saciante.

Contiene una gran cantidad de carotenoides, por lo que la actividad antioxidante de estos elementos fitoquímicos (junto a la vitamina C), proporcionan propiedades fisiológicas realmente destacadas.

Esta fruta tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan en el tratamiento de úlceras, problemas intestinales y digestivos; estimula la formación de anticuerpos, teniendo una función anti infecciosa; contiene antioxidantes naturales; y se encuentra dentro de las frutas más beneficiosas para los pulmones.

Además, junto con los frutos crecen bonitas flores blancas, similares a las flores de azahar de naranjos y limoneros, que decoran y llenan de vida cualquier interior.

El árbol de mandarina es indicado en climas mediterráneos o tropicales, pero si el lugar es frío o con heladas, las macetas son una opción perfecta, ya que se pueden trasladar fácilmente al interior; incluso con la ventaja de que las mandarinas son más resistentes al frío que las naranjas.

Para poder aprovechar todas las propiedades de la mandarina daremos a continuación una serie de pasos para aprender a cultivarlas en casa de forma sencilla

  1. Elegir un contenedor adecuado para la especie de mandarino que se haya elegido. Procurar siempre que contenga orificios en el fondo para facilitar el drenaje.
  2. Utilizar tierra rica en materia orgánica y pequeñas rocas en la base inferior para un drenaje correcto. También se puede mezclar la tierra con un poco de arena lavada para mejorar la aireación.
  3. Plantar las semillas germinadas o trasplantar el árbol a la maceta. Cubrir las raíces y presionar la tierra en los costados, con cuidado de no dañar la planta.
  4. Colocar la maceta cerca de la ventana, de manera que la luz del sol pueda alcanzarla.
  5. Regar la maceta cuando, al tocar la tierra, se sienta la primera pulgada de profundidad seca. Moderar el riego en verano y disminuirlo en invierno.
  6. Podar los retoños que crecen a lo largo del tronco y cortar las ramas rotas o muertas en cualquier momento.
  7. Procurar mantener su abono rico en magnesio, zinc y hierro.
  8. La cosecha general será entre septiembre y enero.  Las mandarinas deben recolectarse con cuidado para evitar golpes u otros daños.
  9. Con las mandarinas, así como con cualquier otra fruta, se puedes hacer muchas preparaciones deliciosas que le darán ese sabor cítrico tan característico. Por ejemplo, se pueden cocinar barras de cereales energéticas o incluso hacer licor casero de mandarina, también crear esencias aromáticas y mascarillas de belleza. Pero con su cáscara se pueden hacer algunas manualidades como velas aromáticas y aromatizantes.

Comparte este artículo de Agromarketing.com

La mandarina tiene un gran potencial, lo que la hace una fruta ideal para compartir con toda la familia.

Deja un comentario