Jengibre evita cáncer de próstata, ovario y colon

El jengibre es un tubérculo con sabor picante, es una de las plantas más populares en la medicina tradicional china debido a que es un anti inflamatorio natural que ayuda a combatir enfermedades respiratorias, así como artrosis y problemas digestivos; ha sido protagonista de numerosos estudios científicos.

Se ha demostrado que las personas que consumen la raíz del jengibre tienen niveles más bajos de inflamación del colón e inflamación de los intestinos

Uno de ellos, publicado por el British Journal of Nutrition señala que el extracto de jengibre puede inhibir el desarrollo de células de cáncer de próstata, los resultados mostraron que el jengibre redujo el crecimiento del tumor aproximadamente en un 56%. También corroboraron que el jengibre puede destruir células de cáncer colorrectal.

Se ha demostrado que las personas que consumen la raíz del jengibre tienen niveles más bajos de inflamación del colón e inflamación de los intestinos, lo que ayuda a reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

Otro estudio realizado por la Universidad de Michigan demostró que los gingeroles del jengibre podían matar las células del cáncer de ovario por inducción a la muerte celular programada. De acuerdo con este estudio, el jengibre puede detener el cáncer de ovario y destruir las células cancerosas, las cuales no se vuelven resistentes al jengibre.

Esta investigación demostró que el consumo de jengibre sólo se dirige a las células cancerosas y no a las sanas, por lo que puede llegar a ser un tratamiento más eficaz que la quimioterapia, la cual sí afecta a células sanas del cuerpo.

A diferencia de la quimioterapia, el jengibre mata solamente las células cancerosas, dejando a las sanas ilesas. Pruebas realizadas arrojan que el jengibre es capaz de prevenir diversos tipos de cáncer y reducirlo efectivamente, es una alternativa menos peligrosa y natural. De hecho, estas investigaciones han revelado que la especia tiene propiedades que lo hacen efectivo hasta con 101 enfermedades.

Podemos hacerte todo un listado de aquellas propiedades y beneficios que su consumo puede aportar al cuerpo, es excelente en la reducción en el dolor y mejora la movilidad de personas con osteoartritis o artritis reumatoide. En dos estudios clínicos, se encontró que 75% de los pacientes con artritis y 100% de los pacientes con molestias musculares experimentaron alivio del dolor y a la hinchazón.

También es muy rico en antioxidantes, tiene enzimas como la proteasa y el zingibaina y, fito nutrientes como los flavonoides o los carotenos. Ayuda a combatir el estrés gracias a su contenido en cineol, que ayudar a procurar una sensación de calma y sobre todo, ayuda a que el impacto de estar bajo presión constante se alivie.

Al ser un efectivo anti inflamatorio cuenta con efectos antioxidantes que nos ayuda a luchar contra el envejecimiento celular, ayuda a mejorar y prevenir las migrañas en un 45% de efectividad al reducir la inflamación en los vasos sanguíneos del cerebro.

Calmar los dolores menstruales mes a mes, un té de jengibre calma los dolores de ovarios propios de la menstruación y es bueno para las mujeres que tienen un periodo irregular; alivia el malestar gastrointestinal casi de inmediato y facilita la digestión, pero además es muy eficaz contra mareos y nauseas al ayudar a activar la circulación sanguínea.

Estimula el sistema inmunológico al combatir gérmenes que luchan contra las infecciones, la infusión de jengibre provoca mucho calor y al provocar sudor hace sanar las enfermedades como la gripa y resfriados.

Además, existe una relación entre el consumo de raíz de jengibre con la pérdida de peso porque ayuda a acelerar el metabolismo, esto hará que reduzca la hinchazón y a sensibilizar la glucosa, relacionado estrechamente con el concepto de perder peso.

Ingerir raíz de jengibre aumenta los niveles de serotonina, lo que ocasiona que disminuya el apetito, es por ello que muchas personas toman té jengibre con el fin de calmar la sensación de hambre a lo largo del día.

Como ya lo hemos mencionado, el jengibre se debe consumir con una frecuencia adecuada para que pueda causar beneficios a la salud. Puede ser encontrado tanto en fresco, seco como en polvo.

 Comparte este artículo de Agromarketing.com

La forma más habitual de encontrarlo y consumirlo es a través de infusiones. Para poder hacer una preparación de jengibre, lo mejor es hacer uso de un litro de agua por cada trozo de raíz, cuando el agua esté hirviendo hay que incorporar el jengibre y dejarlo alrededor de 3 o 4 minutos para que tome todo el sabor. Posteriormente se puede endulzar con un poco de miel, limón, naranja o incluso un poco de manzanilla para darle otro sabor.

Deja un comentario