Huertos escolares

Los huertos escolares son el resultado de los esfuerzos y acciones realizados por los estudiantes de los centros escolares, docentes, padres y madres de familia con diversos objetivos, entre los que destacan la conservación del medio ambiente y la resolución de los problemas de salud relacionados con la alimentación y nutrición.

Los huertos escolares son el lugar apropiado, para aprender a:

  • cultivar alimentos con éxito;
  • respetar el medio ambiente en la práctica directa (por ejemplo, conservación del agua, sustitución de árboles);
  • reconocer la relación entre la horticultura y una nutrición adecuada y aprender a cultivar productos alimenticios saludables;
  • valorar las hortalizas, frutas y legumbres frescas;
  • comprender las vinculaciones entre alimentación y salud; y
  • explicar y demostrar a otros el aprendizaje y los conocimientos propios.

Una de las finalidades es la conservación del medio ambiente y la resolución de los problemas de salud relacionados con la alimentación y nutrición 

Los huertos escolares son lugares donde se cultivan hortalizas, granos básicos, algunos frutales, plantas medicinales y ornamentales; generalmente están ubicados dentro o cerca de la escuela.

Mediante el proceso enseñanza – aprendizaje los alumnos reciben orientación de parte de los maestros, para llevar a cabo todo lo relacionado con la implementación, desarrollo y manejo de cultivos saludables.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), está surgiendo un nuevo modelo de huerto escolar, orientado a la alfabetización ecológica, los medios de subsistencia, la mejora de la alimentación, la educación nutricional y la preparación para la vida activa, concediendo prioridad a la educación práctica, extendiendo su influencia a la totalidad de la escuela, la familia y la comunidad.

Una de las conclusiones de un taller sobre el aprendizaje basado en el huerto, celebrado en Zimbabwe en 2007, es que: “Los huertos escolares deben tener sobre todo fines educativos. El huerto debe estar vinculado a una nutrición adecuada, poniendo en primer lugar la educación. Los objetivos a largo plazo… deben ser la seguridad alimentaria y una vida más sana para los niños y la sociedad. Otros objetivos… deben ser la generación de ingresos, la preparación para la vida activa y la capacidad empresarial”, continua el reporte de la FAO intitulado Nueva Política de Huertos Escolares.

Comparte este artículo de Agromarketing.com

Al poner en marcha, reactivar o reorientar un huerto escolar, los promotores se pueden encontrar con problemas conceptuales, prácticos y sociales; que se pueden resumir en:

  • Falta de información, conocimientos especializados, apoyo técnico y formación;
  • Insumos adecuados, tierra y agua suficientes, seguridad adecuada y mantenimiento durante vacaciones; y
  • Apoyo familiar y comunitario.

Acerca de 

Planificador para el Desarrollo Agropecuario y Abogado por la UNAM, tiene los Diplomados en: Servicios Fiduciarios por el ITAM, Finanzas por la UNAM, en Alta Dirección por el Tecnológico de Monterrey.
Desde hace 25 años ha impartido cátedra en la licenciatura en Planificación para el Desarrollo Agropecuario, 12 como profesor adjunto y 13 como profesor titular, en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la UNAM. Expositor en el Diplomado para la certificación para oficiales de cumplimiento en la Universidad Anáhuac y Bolsa Mexicana de Valores. Además es consultor independiente.
Cuenta con 36 años de experiencia Fiduciaria, Financiera y Legal, tiempo durante el cual se ha desempeñado como Director y Delegado Fiduciario de diversas Sofomes; Apoderado para los Fideicomisos Fondo de Pensiones del Sistema Banrural, Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA) y en el Fideicomiso que administra el fondo para el fortalecimiento de sociedades y cooperativas de ahorro y préstamo y de apoyo a sus ahorradores, de Nacional Financiera.

Deja un comentario